Cutrirreceta – Pollo con cerveza y miel

Hace unos días Mr. R compró una lata de cebolla cortada (ya pochadita y todo), que se iba a echar a perder en la nevera. Así que me puse a pensar qué hacer que necesitara cebolla. Ya ves, hay millones de platos que necesitan cebolla, pero me apetecía algo meloso, …

Cortar cebollas sin llorar

Sabías qué?

Cuando cortamos cebolla lloramos porque ésta libera en el ambiente una sustancia llamada propanotial que tiene azufre en su composición. Al ponerse en contacto con el agua que tenemos en los ojos, crea sustancias que conocemos tan bien como el ácido sulfúrico… normal que nos moleste!

Pero cómo hacemos para no llorar al cortarla?

Bueno, hemos dicho que las sustancias reaccionan al agua, verdad? Pues lo que tenemos que hacer es mojar la cebolla; sumergirla en agua e irla mojando para que esas reacciones se den con el agua del grifo y no con la de nuestros ojos. Un cuchillo muy afilado que corte bien sin “machacar” las capas de la cebolla también ayuda!