Sobre mí

¿Por qué Sarubobo?

Un sarubobo es un amuleto de origen japonés que tradicionalmente las mujeres han hecho para los más jóvenes de la familia; para traerles suerte y felicidad.

El nombre さるぼぼ significa algo así como “bebé mono”, y aunque parezca un engimono  más entre darumas, maneki-nekos y demás, a mi me gusta especialmente. Es una figurilla que da buen rollo.  Se trata de un muñequico la mar de majo, hecho de tela, sin cara y con bracitos puntiagudos que me hizo muchísima gracia la primera vez que lo vi en Japón. Desde entonces siempre tengo algún sarubobo cerca y cuando pensaba en poner un nombre al blog quería que fuera algo corto, divertido y que tuviera significado para mí, fácil, no?

 

¿Quién eres?

No creo que interese demasiado quien soy o a qué me dedico, pero todos tenemos nuestra vertiente cotilla y tampoco es que me avergüence de nada en esta vida así que te diré que soy una maestra andaluza que hace ya una década que se vino a Barcelona a buscarse el pan. Además de pan me encontré una pareja, Mr. R, y una bola de pelos Mr. E, que me hacen ver vivir la vida de otra manera.

Mr. E
Mr. E – Alias “Gordo” o “Bola pelos”

Soy una personica optimista y que, por más tortas que le de la vida, siempre encuentra un momento para respirar, mirar lo bonito que está el cielo, y sonreír. Que no quiere decir que mi vida esté llena de frases positivas o que siempre esté de buen rollo, ni mucho menos. Tengo un genio de temer, soy un poco histérica con el trabajo (siempre lo quiero todo bien atado y eso trabajando con niños…), soy cuadriculada pero también aprecio como la que más un ratico de sofá o una caminata a la tarde así que vivo en conflicto conmigo misma 😀 Empecé en el mundo de los blogs hace años y hace años lo dejé pero el monillo nunca me había abandonado del todo. Me gusta explicar cosas, me encanta mostrar, enseñar y aprender. No hay nada mejor que internet para todo eso, verdad?

 

¿Qué pretendes con Sarubobo?

Por un lado soy un desastre con patas (y despeinado), y tenía ganas desde hacía tiempo, de ordenar los “cienes” de papelotes que tengo por el piso, cual arbustos rodantes, con proyectos, ideas y demás. dar felicidadPor otro lado, una amiga que no está en su mejor momento, me dijo hace poco algo así como que le gustaría estar más cerca (nos separan no “cienes” sino miles de kilómetros), y que le contagiase mis locuras a diario. Tal vez ella sea mi única lectora; tal vez no. Puede que alguien más llegue a Sarubobo con la sana intención de cotillear, aprender, enseñar o sólo esperar una sonrisa.

Lo cierto es que cada vez que miro el Analytics de Google veo puntitos en un mapa. Cada puntito es uno de vosotros, y aunque hay puntitos que salen un día y no vuelven a salir, hay puntitos fijos que me chivan que una personita en tal o cual pueblito, visita mi blog cada vez que sale alguna novedad. Para mí esas personitas que me leen asiduamente y las que caen aquí por casualidad son realmente importantes aunque no dejen un sólo comentario (mu mal, eh?)

 

Para cualquier cosa puedes escribirme un mail a lagranmonita@gmail.com o rellenando este formulario. No usaré los datos para nada raro ni para enviarte publicidad, entre otras cosas porque este blog no tiene ninguna publicidad…

Nombre*

Correo electrónico*

Asunto

Mensaje*

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *