Sarubobo: Manualidad con niños. Ventana con flores.

Tutorial: manualidad de ventana con niños
Ventana de muestra.

Aún nos quedan días de verano por delante, de viajes a casa de los abuelos; al pueblo, a la montaña, a la playa… Entre chapuzón y chapuzón podemos hacer muchas cosas. Esta manualidad de hoy la hicimos en clase pensando en los viajes a los pueblos, las ventanas cuajadas de flores y las ganas de disfrutar de cada uno. Es muy tonta pero muy resultona y la podéis hacer más o menos complicada según la edad de los artistas o las habilidades de cada uno. Los ejemplos que he puesto en este post están realizados sin guía alguna por niños de tercero de primaria. Simplemente les enseñé cómo colocar las ventanas, la maceta y cómo quedaba acabado, el resto se lo montaron ellos solitos.

Los materiales son orientativos porque, a la hora de la verdad, pueden cambiarse y, en lugar de una cartulina azul, se puede hacer servir un folio y pintarlo, por ejemplo…

 

Materiales

  • Una cartulina tamaño folio.
  • Cartulina para las ventanas en colores vivos (azul, rojo, verde…)
  • Un trocito de cartulina marrón.
  • Papel de seda: verde, rojo, amarillo…
  • Cola blanca y pegamento
  • Tijeras, lápiz, goma, rotulador de punta fina y pincel
  • Si queréis la plantilla de las ventanas, la tenéis aquí.

Elaboración

Si necesitáis la plantilla, imprimidla directamente en la cartulina o en un folio y lo pasáis luego. Es interesante

que sea cartulina porque aguanta más pero no es obligatorio.

Fondo

De entre las impresiones, obtenemos un cuadrado grande en una cartulina blanca tamaño folio; esa será nuestra área de dibujo. Dentro de ese cuadrado deben pintar cómo recuerdan o cómo desean su habitación para esas vacaciones. Pueden pintarse saltando en una cama elástica o leyendo un libro pero la gracia es que deben pintar un interior. Los más grandecitos pueden jugar con los marcos de las ventanas y dibujar cosas que queden ocultas cuando estos se cierren, eso ya depende de cada cual.

Si no queréis imprimir el cuadro no es necesario. Al colocar los portones de la ventana ya se ve el hueco que queda para el dibujo, sólo hay que vigilar que la ventana cierre bien luego.

Marcos

Tutorial: manualidad de ventana con niños
La ventana de Martí

Si seguís la impresión obtendréis dos ventanas del color deseado.

(Los dos rectángulos alargados juntos serán la maceta.)

Recortamos las ventanas y con un simple lápiz o con las tijeras, hacemos un agujero en el interior de las ventanas para extraer los “cristales”. Si ocurre algún accidente y el marco de la ventana se rompe siempre se puede arreglar con un trozo de celo transparente. Cuando tengamos las dos ventanas recortadas, doblamos a lo largo por la línea de puntos, de manera que nos quedarán los portones de la ventana con una pestaña.

Se pueden hacer también de manera libre, como digo, mis alumnos de tercero lo hicieron sin guía y por las fotos ya se ve que no les salió nada mal, pero debo decir que alguno necesitó ayuda.

Maceta

Los dos rectángulos  se pueden imprimir en cartulina marrón o pintarlos del color que queramos, eso no es importante. Doblamos los rectángulos por la línea larga, de manera que nos quedará como una L larga.

Flores

Con el papel de seda verde, sacaremos tiras de 5 dedos de ancho como mínimo y las iremos retorciendo para hacer un “churro”. Si apretamos demasiado el papel se romperá así que se trata sólo de que quede una tira retorcida, no hace falta que sea ni regular ni mucho menos perfecta.

Con el papel de seda de otros colores cortaremos cuadrados y haremos bolitas. A más grandes sean las bolas, más grandes serán las flores. El tamaño ya depende de cada uno.

 

Montaje

Bien, ya tenemos todas las piezas, ahora explicamos cómo va, aunque es bastante visual.

Tutorial: manualidad de ventana con niños
La ventana de Érik

Tenemos el cuadro principal con una imágen de interiores. Lo podemos pintar como queramos, lápiz, cera, rotulador, acuarela… A lápiz y acuarela queda especialmente delicado y bonito, pero también es importante que cada niño elija cómo expresar su arte.

Cuando el dibujo esté acabado y seco, lo repasamos con un rotulador de punta fina, especialmente si está hecho con acuarela porque es más que posible que se hayan perdido detalles al pintar. En nuestro caso, además, le pusimos nuestro nombre con “azulejos” arriba. Luego le pegamos con cola de barra las ventanas, por las pestañas. Pondremos atención para que se puedan cerrar sin dejar espacios. Mientras hacemos las flores podemos dejar un poco de peso encima de las ventanas para que se sequen en la posición correcta. Se puede pegar con cola blanca pero tarda más en secar.

Pegamos con barra uno los lados de nuestra maceta en forma de L, debajo de la ventana. A continuación con cola blanca y un pincel  (ya que la superficie es menor y con pegamento en barra vamos a sudar) vamos pegando los churros de papel de seda verde. Podemos hacerlos salir de la maceta y colgar hacia abajo de nuestra ventana, o trepar por la pared. Eso ya lo dejo al gusto de cada uno.

Cuando tengamos los tallos sólo tenemos que pegar las flores donde nos pique y, si nos ha caído un manchurrón de pintura… pues aprovechamos y le plantamos una flor encima!

Podemos añadir, mariposas, mariquitas… o dragones! Eso al gusto de cada uno, pero sea como sea, queda una imagen fresca, divertida y muy veraniega.

Cómo os ha quedado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *