Petunias – Petunia Hybrida

Hoy os hablo de una flor que todos hemos visto alguna vez aunque no conozcamos su nombre, de todas formas, es de las comunes y es muy posible que la tengas o que tu vecina la tenga ahí tan hermosa. Se trata de la petunia.

Podemos encontrar petunias de un solo color que puede variar del blanco al morado intenso pasando por rosas y rojos, o de dos colores, como es el caso de la hybrida. En este caso concreto, la planta es idéntica, pero la flor muestra alternancia del color original con blanco en radios que salen del centro.

Personalmente debo decir que es una de las plantas que más se me resisten; supongo que porque en mi balcón hace bastante viento y es una de las cosas que más las daña… bueno, eso y el gato, que les tiene manía.

 

planta genericoPetunia

La petunia te pude durar todo el año! Pero eso sí, no le pidas flores en invierno, porque no sería lo normal. En la época fría entra como en hibernación y es posible que no le crezca ni una hojita.

A veces, en la misma mata se puede dar que crezcan flores de diferente color. Con esta planta se han hecho tantas mezclas que por más que te lo aseguren… Eso sí, si la cuidas bien y el sitio le gusta te puede llegar al medio metro de largo sin mayores problemas.

Ten en cuenta que conforme los tallos crecen, se empezarán a arrastrar por el suelo, por eso es una planta perfecta para colgar. Pocas cosas hay más bonitas que una maceta colgante de petunias bien densa.

 

planta cuidados

Cuidados

Nuestra petunia necesitará sol para estar contenta, esto es una constante. No quiere decir que si vivimos en Córdoba, vaya a ser buena idea dejarla a 40 grados en pleno solarro pero ya me entendéis. Nada de sombras si es que queréis flores. Eso sí, igual que necesita sol, detesta el viento.

Las mías, como he dicho antes, terminan muriendo siempre por causa del viento ya que, al tenerlas colgadas, no las puedo resguardar igual que al resto y aquí el viento es terrible. El año pasado hubo una especie de “tornado” y llegó a arrancarme una maceta que tenía colgada en el techo… Suerte que no le dio a nadie!

Bueno, aunque le gusta el sol, tolera el invierno, incluyendo alguna pequeña helada. De todas formas, cuando esto pasa, no hay flores así que la planta no sufre tanto.

Algo importante es que, a la hora de regar, no debe caerle agua a las flores. Y si me apuráis, a las hojas tampoco. Son realmente delicadas. Ahora estaréis pensando… pues si las tengo en el balcón, qué pasa cuando llueva? Bueno, hablando con una amiga, Ms. F, que es florista, dice que para tenerlas expuestas, mejor una subespecie más fuerte  que la hybrida.

Si hace sol habrá que regarla con alegría; como siempre, antes de que el sustrato esté seco. Pero vigilaremos que no se encharque por abajo.

 

planta bichos

Potingues y bichos

En todos los sitios que he leído, veo que recomiendan abonarla cada semana en primavera y al final del verano. Yo uso un abono de estos naturales, que ya os pondré el nombre un día, pero con ir a vuestra tienda de flores y preguntar, ya os darán algo que les vaya bien.

Una cosa curiosa sobre las petunias es que si se le empiezan a secar las flores, da la impresión de que todas se le mueren a la vez… Bueno, esto no es mentira del todo. Cuando una flor se nos pasa hay que eliminarla con celeridad o si no, por algún mecanismo extraño petuniano, nos quedamos sin flores en una semana escasa.

Los bichos horrípidos que pueden atacar a nuestras petunias no son pocos.

  • Amarilleo: Vale, no es un bicho, pero es de lo peor que le puede pasar a la petunia y de lo más normal. Sucede por exceso de riego, de manera que si vemos que las hojitas empiezan a ponerse todas amarillas, habría que eliminar el riego unos días hasta que estuviera mejor.
  • Pulgones: Son unos bichillos pequeñitos y verdes, como la cabeza de un alfiler, que cuando atacan lo hacen en masa. Al ser verdes no son fáciles de ver. Lo mejor para acabar con ellos es el agua jabonosa (algo así como un 1 litro de agua con una cucharada de algún jabón de platos que tengáis) pero claro, antes hemos dicho que no podemos mojar las flores, recordáis? Mmmm habrá que elegir entre la salud de la planta y la estética.
  • Araña Roja: La odio bastante. Son muy canijas, parecen simples puntos, pero de golpe tienes toda la planta llena de telas de araña… La solución es la misma que con los pulgones. Y a la primera que veas… la mandas de viaje.
  • Caracoles, babosas y gusanos varios: Menos común si estás en un balcón y muy corriente en los jardines. Lo bueno de los caracoles es que se ven de lejos. Aquí lo mejor es la eliminación manual. Y si juntas suficientes… pues oye, una de caracoles!

 

PD: No he puesto fotos de las mías porque, como digo, no están pasando por su mejor momento ejem…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *