Eliminar manchas de madera sin tratar

Cómo limpiar madera
Dos años de jardinedar y mojar la mesa alegremente han dejado huella 🙁

Con la llegada del buen tiempo volvemos a las terracitas, balcones y jardines. Nos apetece cenar fuera y ponemos nuestros cojincitos, nuestras sillitas… y descubrimos con horror que la madera de nuestra mesa de Ikea se ha quedado guarrísima con el invierno. Bueno, con el invierno, con el agua, con la manía de poner macetas encima con el culo mojado porque se me olvida ponerle el hule… Si la madera está previamente tratada, barnizada etc, pues no hay para tanto, y cuando le cae algo basta con secarla, pero cuando no está tratada, como es el caso, la humedad va calando y manchando de una manera brutal. Que conste que Ikea recomendaba encarecidamente barnizar la mesa y las sillas, pero aquello que te pilla la vagancia y lo vas dejando y que blablabla… se pasan los meses y no lo haces.

Tengo que admitir que he dado más vueltas en Google que un pollo para encontrar algún método de limpieza que sirviera. Le he echado de todo, la he rascado con todo… Que si amoníaco, que si lejía!, que si ceniza mezclada con noséqué… Iba probando cosas y cada vez iba quedando la pobre peor y peor… Llegué a pensar en pintarla con algún color vivo y pasar de todo, pero soy muy del rollo rústico y me gustaba así en color madera así que seguí mi infructuosa búsqueda. Llegó un momento en que  me estaba quedando sin opciones hasta que me dieron la solución.

Me sonó rarísimo… Limón?

 

O sea, limón y ya está? No puede ser. Pero para mi asombro (y el de Mr. R) aquello más que limón parecía ácido!!! Esta solución, me reitero, es para madera sin tratar. Si tiene color, esmalte, barniz o lo que sea puedes organizar un desastre aún peor porque posiblemente lo ralles o te lleves la mitad. Estas cosas siempre hay que probarlas en una esquinita escondida por si acaso, no sea peor el remedio que la enfermedad.

Vamos a ello?

Cómo limpiar madera
El antes y el después. Parece magia, en serio!

Materiales

Limón.

Estropajo “nanas” de esos de acero.

Bayeta húmeda.

Cómo se hace?

Lo primero, tapa el suelo, porque yo no lo tapé y se manchó con el limón (jijiji) y luego me costó un huevo y parte del otro quitar las manchas de limón pegajoso, echa un chorrito de limón en la madera y rasca con determinación… bueno, determinación y el estropajo.

Aquí debo aclarar algo. En el vídeo se ve que tiro limón de un bote, es limón normal, del que se usa en ensaladas para aliñar, sólo que me da pereza cortar limones y suelo usar un bote de zumo de limón que se llama “Solimon” pero vamos, que es comestible y perfectamente normal. El tema es que haya un buen chorraco de limón. No tires dos gotitas.

En cuanto al estropajo, es importante que sea un “nanas” de los de acero. Aunque parezca cosa de abuela se siguen vendiendo y van muy bien según para qué. Si lo intentas con uno verde-normal no harás nada. Que no te dé miedo rascar con fuerza. Tampoco hace falta que atravieses la madera pero vamos, hay que rascar un mínimo. Verás que empieza a quedar al descubierto una preciosa madera y el zumo se vuelve negro. Sigue echando limón y rascando hasta que tengas el tablón de turno y antes que se seque el limón le pasas la bayeta húmeda… MAGIA!

Cómo limpiar madera
Ha quedado súper bonita, a que sí?

Si hace calor, puedes ir haciendo por trocitos como yo en el vídeo. Vas rascando y humedeciendo con la bayeta. Ésta sólo ha de estar mojada con agua, no necesita nada más, pero insisto en que es importante que el limón sucio no se quede seco porque entonces puedes dejar manchas nuevas.

Cuando puedas cerrar la boca del asombro, sigue con todos los tabloncitos.

A continuación, recomiendo encarecidamente barnizar la mesa si no queremos tener que repetir la operación en dos días. A ver, que no es que sea obligatorio porque ya se ve que el color que queda en la madera es muy bonito. Cuando se seca, se le apaga un poco el brillo pero es que es tontería dejarla otra vez sin nada…

En mi caso compré uno normal de exteriores con un poco de color y con una mano quedó chachi… qué os parece?

 

 

Os dejo el vídeo resumen y, como siempre, para cualquier duda sólo tenéis que dejar un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *