Durmiendo con lobos – Andoni Canela

Hace un tiempo que soy socia de la asociación “Lobo Marley” porque desde pequeña, los lobos me han parecido un magnífico animal que no está suficientemente protegido y al que no valoramos bastante, quizá porque no es lejano ni exótico. El tema es que, para reyes, Mr. R me ha Durmiendo con lobosregalado un libro muy especial llamado “Durmiendo con lobos” de un famoso fotógrafo que trabaja para National Geographic, llamado Andoni Canela.

 

Canela lleva mostrando la naturaleza desde hace años, centrándose en el cambio climático, los linces, los lobos, los pumas… siempre con una mirada crítica y que no se centra en “enseñar” desde una estética bonita, que la tiene, sino mostrar la verdad que esconden estos animales y procesos, su relación con el planeta, con el hombre… En conjunto, Canela ofrece una visión amplia y hermosa que te ayuda a acercarte y entender, en este caso, al “malvado” lobo feroz.  A las fotografías y textos de Canela se añaden textos de Juan Carlos Blanco, biólogo y miembro del Grupo de Especialistas del Lobo de la UICN.

Durmiendo con lobos
La cámara de mi móvil no es ninguna maravilla, no le hace justicia.

Entre las páginas de este tesorito no sólo encontraréis fotos intimistas de manadas, lobatos jugando y paisajes mágicos. Gracias a Juan Carlos Blanco, también hay gran cantidad de información acerca de cómo funciona una manada, cómo es el territorio de los lobos, sus costumbres, su forma de alimentarse… Personalmente me ha maravillado la adaptación de la manada al número de individuos que esta tiene y a la comida que hay, variando el número de lobatos que pare la loba “jefa” en función de estas variables. Me ha parecido increíble que puedan autorregular su cantidad de individuos así.

También se habla profusamente de los problemas con la sociedad en general y la ganadería en particular, dando una visión realista y alejada de los discursos extremistas. Basándose en datos y dando los porqués a muchas preguntas.

Por otro lado, la visión de Canela, explicando las vivencias en el monte con sus hijos, las ocurrencias de su pequeña (me he tronchado), te contagia su pasión por todo lo vivo y salvaje. Y como fotógrafa aficionada me he visto bastante reflejada en aquello de cargar con un equipo al amanecer para, al final, no sacar ni una foto… pero volver feliz por haber formado parte del paisaje.

El formato del libro es de tapa dura, tamaño folio en horizontal y no hace falta decir que las fotos quitan la respiración.

Además, el mío viene firmado por el propio Canela, lo cual siempre le sube el caché a un libro…

Durmiendo con lobos
Dedicatoria 🙂

Podéis encontrar el libro aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *