Cutrirreceta – Patatas fritas crujientes

Personalmente tengo de cocinera lo que tú de astronauta. Y a no ser que me esté leyendo Pedro Duque dudo mucho que tengas algo de astronauta… No me gusta cocinar pero tengo el gran defecto de que me gusta comer. Si es que no se puede tener todo en esta vida!!!

Pues me encantan las patatas fritas, pero pienso firmemente, (o pensaba, hasta hoy), que para comer unas buenas papas fritas crujientes y ricas hay que ir a determinados restaurantes. Y no a todos, la verdad. La tendencia de tener las patatas ya congeladas (por la evidente ganancia de tiempo), de los restaurantes a menudo desemboca en patatas blanduchas o que se rompen a la mínima. Así que he aprovechado que estaba de baja y tenía tiempo de sobra para investigar sobre cómo conseguir las patatas fritas perfectas sin freidora.

Ingredientes

  • Patatas (esto no te lo esperabas, eh?)
  • Aceite del bueno.
  • Paleta de madera
  • Cacharro hondo no muy amplio
  • Sal
  • Bol
  • Hielo

Elaboración

A ver, lo primero es lo primero, así que pelaremos las patatas y las cortaremos, pero no de cualquier manera! Si las tiritas patateras son cada una de un grosor, unas tardarán más en hacerse que otras, por lo que algunas se quemarán y otras quedarán crudas. Intentaremos cortarlas del mismo grosor y los picos que quedan en la barriguita pues podemos tirarlos, porque se nos churruscarán de mala manera.

Patatas fritas crujientes
Patatas ya cortadas en hielo

 

Una vez cortadas las patatas las lavamos bien y las dejamos luego en un bol con agua. Dicen que si añades hielo va mejor. Yo no he notado una mejora significativa, pero bueno, tampoco hace daño poner unos cuantos cubitos en el agua. Dejamos las patatas un buen rato en remojo y finalmente las sacamos y las secamos bien. Lo de secarlas va en serio, ya sabemos lo que pasa cuando juntamos aceite y agua. Y si no lo sabes te lo digo yo: llegarán los salpicones al techo!

Patatas fritas crujientes

Cogemos un cacharro cualquiera, que sea hondo, y ponemos una buena base de aceite. Las patatas han de quedar tapadas por el aceite. Así que si pensáis hacer pocas y os da pena usar aceite del bueno para eso, lo ideal es coger un cacharro estrecho y hondo, así será fácil tapar las patatas. Que sí, que me dirás que así no caben todas… es que tampoco es recomendable echarlas todas al mismo tiempo!! Si las ponemos todas juntas en el aceite su temperatura bajará y la temperatura es la que da la gracia al asunto. En mi caso, como veis, he cogido el típico cazo de la leche y he puesto tres deditos de aceite.

Calentamos el aceite, pero no demasiado. Que cuando pongamos una patatuela empiece a crujir pero no al instante, sino a los dos segundos. Cuando lo tengamos calentito, vamos poniendo patatas, que no estén amontonadas y puedan bailar en el aceite. Removemos de vez en cuando con la paleta de madera, pero suave para no romper nada. Las dejamos unos dos/tres minutos y las sacamos a papel secante. El tema es que cuando las vayáis a sacar estén doraditas pero no ya con pinta de fritas.

Patatas fritas crujientes

Una vez llegados aquí podemos dedicarnos a hacer el plato principal y dejar las papas para luego. Si las dejáis mucho rato empezarán a ennegrecerse, es por el almidón que no habéis limpiado convenientemente. A mí siempre me pasa…

Cuando queramos terminar las patatas volvemos a calentar el aceite. Esta vez tiene que estar bien bien caliente. Que cuando ponemos una patatuela cruja y salgan burbujas de manera inmediata. La gracia de las patatas es comerlas en cuanto salen, así que tenemos que dejarlas para el final de verdad. Vamos poniendo las patatas otra vez poco a poco para que no se amontonen y esta vez las dejamos hasta que están bien doraditas y frititas y con la pinta que a nosotros nos gusten. En ese momento las sacamos al papel secante y antes de poner la siguiente tanda le echamos un chorraco de sal. Ni antes ni después. Justo al salir de la sarten. A mi me tardaron 3 minutos escasos en quedar tostaditas a mi gusto así que realmente las últimas salieron 6 minutos después que las primeras y de ahí a la mesa que ya lo tenía todo.

Patatas fritas crujientes

Yo misma me he sorprendido de lo ricas que están… Cómo lo veis? Tenéis algún truco para vuestras patatas fritas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *