Cutrirreceta: Calabacín con olivada

Como el invierno no acaba de arrancar y todavía tenemos días de calor aplastante e incómodo os voy a colgar esta receta que me pasó el conserje del último cole en que le que estuve. Un día me trajo un calabacín gigantesco del huerto y claro, yo le espeté que aquel pedazo de calabacín lo tendría que repartir entre tres tortillas como mínimo. Entonces él me dio una receta fácil, tontorrona y la mar de rica! Empezamos?

Ingredientes

  • Un calabacín (por persona)
  • Sal y pimienta
  • Olivada
  • Parmesano
  • Cuchillo o pelador
Cutrirreceta: Calabacín con olivada
Ingredientes… pero se me olvidó poner parmesano el día de la foto!!

Elaboración

Lo primero es pelar el calabacín, lógico y normal! Lo siguiente puede ser muy fácil o muy difícil… tenemos que cortar el calabacín en lonchas muy finas. Si tenéis mano con el cuchillo lo mejor es cortarlo a lo largo para tener dos mitades con una parte plana y luego ir cortando desde ahí. Para los que sois tan torpes como yo os recomiendo encarecidamente que busquéis un pelador de patatas. De patatas o de lo que sea, vamos, un pelador.

Cutrirreceta: Calabacín con olivada
Finas tiras de calabacín crudo y fresquito.

Con el pelador podemos ir sacando láminas del calabacín a lo largo. Personalmente no me gusta comerme en crudo la parte central, todas esas pepitas me amarguean un poco, así que yo voy cortando lascas de calabacín dándole vueltas y cuando llego al centro dejo el “corazón”. Va por gustos.

Añadimos sal y pimienta y mezclamos bien todas las lonchitas. A continuación ponemos olivada al gusto. Yo no sabía que eso existía hasta que Mr. T (el conserje), me lo dijo. Se puede hacer de manera artesanal pero con lo vaga que soy en la cocina pasé por un supermercado y allí estaba, al lado de los patés. En realidad es como un paté de aceitunas.

Como me gusta mucho el sabor, pongo bastante. Y para acabar un buen pellizco de parmesano rallado o, mejor aún, un trozo de parmesano reggiano y rallarlo en el momento, que eso es insuperable del todo. Sólo tenemos que mezclar bien y comer.

Una comida, como podéis comprobar, ligera, sana y la mar de fresquita. Como plus, no se ensucia nada de nada. Qué, os animáis antes que apriete el frío?

Cutrirreceta: Calabacín con olivada
Todo bien mezcladito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *