Cómo ordenar telas

Cómo ordenar telas
Elige tu medida según el sitio que tengas.

Cuando empecé a montarme mi “rincón de costuras” me encontré con varios problemas. Uno de los más importantes y de los que más dolor de cabeza me dio (aparte de cómo ordenar las cintas), fue cómo ordenar las telas. Suele pasar que vas comprando retales y telas a porrillo y un buen día las vas dobleteando por ahí como buenamente puedes.

Esto trae quebraderos de cabeza:

  • Las telas se van deshilando al estar en continuo roce, por no hablar de que quedan dobleteadas y para hacer cualquier labor tienes que plancharlas cada vez.
  • No sabes qué tienes!!! Esto para mi es muy gordo, porque te quedas con las ganas de hacer algo por no tener la tela y… allí está! O compras tela, teniendo un buen trozo guardado quién sabe dónde.

Pero claro, quería tenerlas ordenadas a la vista, cosa que no es fácil. Al tenerlas a la vista se pueden ordenar por colores, por tejido… como nos de la gana.

Estuve dando muchas vueltas por la red (pinterest siempre es un gran nido de ideas geniales) pero no me acababan de convencer, hasta que vi unas telas ordenadas como si fueran libros… Bingo!

Materiales

  • Cartones (de cajas de zapatos, de bricks…)
  • Tijeras o cúter.
  • Alfileres de cabeza pequeña.
  • Dedal
  • Lana fina
  • Telas para ordenar

Cómo se hace

Cómo ordenar telas
Tela ajustada al cartón. A partir de aquí iremos envolviendo el cartón.

Lo primero es ver qué telas tenemos. En mi caso tenía algunas piezas grandes y de telas gruesas, pero también tenía pequeños retales de algodón que apenas ocupaban nada. Así, decidí que haría dos tamaños diferentes.

Aprovechando que Mr. R cambió el zapatero a uno visto y eliminamos millones montones de cajas de zapatos. Realmente también podéis usar bricks de leche o zumo (pero intentad eliminarles el olor antes), o cualquier caja destrozable. Elige qué medidas quieres para tu futura biblioteca de telas, yo elegí rectángulos de 10 x 15 cm para las telas pequeñas y de 15 x 30 para las más grandes.

El siguiente paso es algo abstracto de explicar, a ver cómo la lío!

Ponemos la tela doblada por la mitad estirada en una superficie lisa y colocamos el cartón alineado con uno de los bordes. Envolvemos el cartón con la tela sujetándola con alfileres que se clavarán en la tela y el cartón. Yo usé un dedal para no destrozarme el dedo. Si claváis el alfiler en la dirección de la veta del cartón os será más fácil, de lo contrario se puede doblar el alfiler.

Cómo ordenar telas
“Librito” acabado. Muy cervecero, por cierto.

Cuando la tela está bien asegurada, se va envolviendo el cartón hasta que nos acabemos la tela. Luego aseguramos el final de la tela para que no se nos vaya con otro par de alfileres.

Si nos ha salido un libro muy gordo es posible que, pese a las alfileres, se nos vuelvan los picos o incluso que se nos suelten las alfileres. Para evitarlo, lo que yo he hecho ha sido reunir las telas por colores/temáticas en haces de 4 o 5 y atarlos con un trocito de lana. Si quiero coger alguna tela sólo tendré que mover ese grupito de telas y no necesitaré ir removiendo un cajón entero de trapos deshilados.

 

Por cierto, la preciosa muñequita que acompaña la última foto es un regalo de una artistaza. Podéis ver más cositas suyas en su blog, El Baúl de Miss Rani.

Cómo ordenar telas
Orden y colorido! Me encanta…

One Comment

  1. Me ha encantado el truco, en realidad es como cuando compras una camisa, la manera en que viene doblada es parecida y el resultado es muy cuco. Creo que se entiende bastante bien como lo has explicado. Yo no tengo muchas telas así que no me vale, pero si en un futuro me paso a la costura lo tendré en cuenta! !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *